La Bretaña 18. Fougeres. Vitré.


5 de Agosto.


Hemos comenzado el regreso, además de las visitas de hoy queremos ver algún castillo del Loira, pasar un día en Futuroscope y el Perigord.


Seguimos disfrutando de la infraestructura francesa para las autocaravanas, dormimos en el área junto al castillo y estamos perfectamente ubicados para la visita. La única pega es que el grifo no tiene rosca y a duras penas conseguimos meter la  manguera.


En Fougeres destaca su inmensa fortaleza construida entre los siglos XII y XV y testigo de las guerras entre Francia y Bretaña, mantiene su barrio medieval, sus casas y calles empedradas. 


Después de unos problemillas estomacales iniciamos la visita alrededor del castillo y por unos jardines finalizando en una iglesia donde se está celebrando una boda.



Nos vamos hacia Vitré, nos dirigimos a un aparcamiento detrás de la estación muy amplio y supongo que por ser domingo muy solitario. Comemos allí junto a otra autocaravana habitada por un francés tan simpático como extraño con el que charlo. Vienen a verlo con un coche antiguo me enseña los papeles y está matriculado en 1940, me da la impresión de que quieren su opinión para comprarlo. Hemos observado que en el aparcamiento de delante de la estación hay otras autocaravanas así que decidimos aparcar allí mientras visitamos la ciudad. Nos despedimos del francés que da unos caramelos a las niñas.


Vitré al igual que Fougeres es una ciudad que creció al amparo de su fortificación, aunque esta es más pequeña. Lo primero que encontramos es las casas de entramado de madera que con las almenas del castillo al fondo son la imagen promocional de este rincón bretón y la verdad no defrauda.



El castillo está muy bien conservado y digno de admirar, aunque el interior no está al mismo nivel. Mientras lo disfrutamos pienso por qué en España y en las tierras de Castilla no se habrán conservado los Castillos de la misma forma, una pena.


Después de visitar el majestuoso castillo paseamos por el entramado de calles medievales con algunas casas dignas de admirar hasta llegar a la iglesia de Notre Dame.

Esta iglesia gótica nos sirve para relajar a las niñas, el motivo lo desconozco pero lo cierto es que el silencio de esta iglesia en la que les dieron unos cuentos, supongo con temática religiosa, fueron un tranquilizante para ellas. Las niñas que salieron eran distintas de las que entraron, se llenaron de la paz del lugar, lástima que nos quede tan lejos para volverlas a traer de vez en cuando. 



Volvemos a la auto y nos ponemos en marcha al cabo de hora y medio decidimos buscar en la primera área que encontremos, consultamos la guía camper stop y nos decidimos por Pouancé. Al entrar no nos parece muy buen sitio pero al aparcar descubrimos delante de nosotros un inmenso prado verde alrededor de un lago. El prado cuenta con merenderos y un parque infantil.


Al rato de estar allí llega un chico que nos cobra la pernocta con baño, agua y luz. La dolorosa asciende a la importante cantidad de 2.75 €, del susto casi nos vamos corriendo a buscar un camping español.



Ver mapa más grande


Datos día 18

5/08
Acumulado
Kilómetros
92
2819
Tiempo de viaje
1:40
49:59
Gas-oil
68.07 €
446.95 €
Peajes
0 €
61.52 €
Camping-Áreas
2.75 €
185.46 €








 

Pernoctas y parkings
Parking Vitré
48.12206
-1.21348
Parking Vitré Estación
48.122685
-1.21422
Área Pouance
47.752282
-1.180043